Calculadora de Embarazo

3 semanas de Embarazo 

El embarazo humano atraviesa por muchas etapas, que comienzan en la concepción misma, y que culmina con el parto o expulsión del bebé del útero materno.

Tres semanas de embarazo: lo que sucede con el niño

A las tres semanas de embarazo ocurre lo que se conoce como la división de las células, en las que a partir de la contracción de una de esas células, comienza una reacción encadenada que determina los primeros latidos de un corazón que nace.

semana tres de embarazo

¡Y comienza el milagro de la vida! Las células que comenzaron a latir, se encargarán de conducir los latidos del corazón del pequeño, hasta que el cerebro esté lo suficientemente maduro (en las próximas semanas) como para tomar la posta y encargarse. El corazón, además, distribuye el oxígeno y alimento que precisa el feto para crecer fuerte y sano.

El corazón del pequeño puede alcanzar el doble de pulsaciones por minuto que un corazón adulto… ¿Puedes creerlo? ¡Hasta 150 pulsaciones por minuto! A pesar de este ritmo, hasta la semana doce no se pueden escuchar estos preciosos sonidos, es decir, en la primera ecografía y ultrasonido… Pero no es hasta la semana veintisiete que se puede escuchar el sonido del corazón de tu bebé, situando la oreja en la panza materna…

tercera semana de embarazo

Al terminar esta tercera semana, las células que conforman el blastocito, se adhieren por completo al endometrio, culminando el proceso de implantación y comenzando el proceso mediante el cual empieza a formarse la placenta.

Aquí es precisamente cuando las cartas ya están echadas: los cromosomas del óvulo se han unido con los cromosomas que cuenta el espermatozoide y, por lo tanto, el sexo del bebé, así como las características físicas y mentales, ya está decidido por la sabia Madre Naturaleza.

Tres semanas de embarazo: lo que sucede con la madre

En esta semana comienzan a formarse todo aquello que te pondrá en contacto con tu bebé: las conexiones que se encargarán que el bebé adquiera los nutrientes y oxígeno que le brinde tu cuerpo, además de escoger qué es bueno y qué no lo es para él. Si bien el vientre no se nota, tu bebé ya está creciendo dentro de ti y estás atravesando tu tercera semana de embarazo. Esto quiere decir que puedes llegar a padecer dolor de pechos, algunos signos de fatiga y cansancio, y náuseas, así también síntomas posibles, como el aumento de las ganas de orinar, por la ubicación del feto en el útero por delante y presionando la vejiga, una mayor predisposición a la percepción de olores y aromas, y dolores de cabeza persistentes.

3 semanas de embarazo

Como cuidados particulares de esta semana de embarazo, debes asegurar un equilibrio a la hora de ingerir proteínas y vitaminas, ya que esto afectará directamente sobre el niño, previniendo o afectando el flujo sanguíneo, o ayudando a que el bebé tenga huesos y dientes fuertes, ingiriendo cantidades notables de calcio. Con la integración de ácido fólico a las comidas, se puede prevenir la espina bífida, así como un 40% del riesgo a que el bebé pueda padecer labio leporino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendados